FIESTA DE APOYO AL CORTOMETRAJE “LA PROEZA”

 

cartel

ORGANIZA: Bambara Zinema

COLABORAN: Dickens TavernBar Belmondo •La Buscona•, y Youthing Agenda Cultural.

  • Cuándo: sábado 4 de noviembre.
  • Dónde: Dickens feat Belmondo (León).
  • Hora: tol santo día, o lo que es lo mismo, desde la hora del vermut hasta la hora de la cena.
  • Objetivo: contribución del público, amigos y familia para ayudar a culminar el cortometraje de La Proeza en su fase de postproducción, a cambio de disfrutar de un día de cine bambaril.
  • Qué haremos en la Fiesta: Proyección de cortometrajes realizados por Isaac Berrokal y Bambara Zinema. Ver el trailer de La Proeza y fotos del rodaje. Baile Vermut con los personajes de La Proeza en pleno esplendor. Comeremos paella o alguna otra delicia gastronómica. Sacarnos fotos en nuestro photocall del terror y todo lo que se nos vaya ocurriendo 😀
  • Quiénes son los invitados: todas aquellas personas que les guste pasar un sábado diferente, reír salvajemente, ver cine made in León, conversar con los promotores de estas obras y del oficio cinematográfico, aquellos que valoran el trabajo que realizamos y nos quieran dar apoyo para poder continuar.
  • Ahhh! Y cómo se contribuye: Tomando consumiciones, adquiriendo una papeleta para la rifa de dvds con nuestros cortos, adquiriendo algo de merchandising (chapas, posters, pegatinas, etc.), echando algo de hojalata en la hucha (caseta del pájaro) de Bambara. Así los que andamos más bien pelaos nos podremos dar la satisfacción de aportar aunque sea un poco.
  • Próximamente: cartel con la programación de La fiesta de apoyo a La Proeza
Anuncios

EL BARCO QUEDA VACÍO

2

Después de aproximadamente seis meses desde que nos pusimos a trabajar en el cortometraje hasta día de hoy, 5 de junio de 2017, es realmente una satisfacción decir que el rodaje, lo más duro de concebir, ha finalizado.

Isabel Medarde (Bambara Zinema) ha puesto toda la carne en el asador en este proyecto repleto de baches y zancadillas. Como cualquier rodaje de esta índole, nunca es fácil sacar adelante una producción donde se van sumando más y más personas, donde se van componiendo departamentos a cada cual más complicado y exigente. La perseverancia, la planificación, y las ayudas de todos los mecenas que desinteresadamente han participado en esto, ha sido indispensable para completar el proceso de rodaje.

El rodaje ha constado de cuatro días, de los cuales dos tuvimos que fusionarlos en uno realizando un rodaje maratoniano de 23 horas, por diversas razones. Este último fue algo más duro por la planificación de las alrededor de 40 personas que lo formaban, y por supuesto por las horas exprimidas al máximo que iban subiéndose a nuestras espaldas como losas de hormigón.

Realmente no puedo decir que fuera el más duro de mis rodajes, pues estuve arropado por un equipo que lejos del típico agradecimiento, y el típico calificativo afectuoso, estuvieron al pie del cañón trabajando eficientemente y sin descanso, y haciendo que mi labor de director no tuviera complicaciones ni se enturbiase por el más mínimo problema.

No sé exactamente cual ha sido la dificultad de este proyecto, cada departamento tendría que hablar de ello para valorarlo, pues son realmente ellos los que han tenido que solventar los problemas que iban surgiendo, yo tan solo era consciente de lo que me cribaban para no poner en peligro la dirección de un proyecto que estaba costando mucho sacra adelante.

LA PROEZA es sin duda el cortometraje más ambicioso en el que he trabajado, y ya se está notando. No he dejado de aprender, y es que cuando subes un peldaño te encuentras con un montón más de lecciones que se graban a fuego en tu conocimiento.

Después de tantos meses trabajando sobre el guión, la producción, el rodaje… después de cuatro días tan intensos y de recibir el cariño de ese gran equipo, me siento ahora algo vacío… perdido en una especie de soledad que realmente no existe… buceando ahora en la planificación de la post producción, que aunque ya no es tan cercana a las personas que me han acompañado, es indispensable, y mantiene un estrecho acercamiento a quienes aun siguen ahí después de desembarcar a tanta buena gente de aquel trasatlántico llamado “La Proeza”.

Ahora nos toca sacra adelante la post-producción, donde seguramente nos toque recaudar algo de dinero para ciertas cosas que le darán el toque mágico, y cerrar así  este regalo con un bonito lazo rojo brillante.

Fue un placer, pronto nos veremos en el estreno, disfrutando de nuestra PROEZA.

Os Quiero equipo!

Isaac Berrokal